Puede ser algo controvertido hablar de paella de pulpo. El pulpo no es un ingrediente “natural” en una paella. La paella toma el sabor de los ingredientes que se han añadido al arroz. Y el sabor del pulpo tiene que ver mucho con el aceite con que se suele acompañar cuando se prepara en solitario.
Dicho de otra forma no es como una cigala que desborda su sabor a marisco por la masa heterogénea de una paella.

Lo cierto es para muchos amantes del pulpo es una modalidad más de consumir este producto que nos llega del mar. Cumple las mismas funciones que el calamar en una paella normal (que no hay que confundir con la paella de calamar). Así que sin ser demasiado puristas podemos hablar sin problemas de paella de pulpo.

La consistencia del pulpo tan diferente a la del arroz forma un plato heterogéneo en el que uno encuentra ingredientes que pueden acompañarse distinguiendo los matices que cada uno da al sabor global.

La paella de pulpo deja de ser un plato ligero por lo que deberá consumirse con moderación en las comidas previas al descanso.

Receta de la Paella de pulpo

En la paella de pulpo el arroz toma el sabor principalmente de la cocción con el caldo de pescado. Los otros ingredientes matizan esta nota de sabor básica. Por este motivo es importante utilizar un caldo de pescado abundante y de buena calidad. Las especias al gusto de los comensales también potencian y dan carácter al conjunto.

Aqui hablamos de pulpo ya cocido. Es muy importante que el punto de cocción no sea muy elevado pues se verá sometido a una segunda cocción con el caldo de pescado. El pulpo soporta muy bien esta reiteración en la operación siempre que la primera vez no se haga demasiado fuerte. En ese caso el pulpo pierde consistencia y la se vuelve irreconocible entre los demás ingredientes al carecer de la consistencia que se aprecia al masticar.

Ingredientes

  • 350 gramos de arroz
  • 3 brazos de pulpo cocidos o pulpo pequeño cocido
  • colorante o pimentón
  • 1 pimiento
  • 1 tomate troceado
  • 1 cebolla pequeña
  • 2 dientes de ajo
  • Un litro de caldo de pescado
  • Perejil
  • Sal
  • Aceite de oliva extra

Cómo hacer paella de pulpo paso a paso

1. Picamos la cebolla y los dientes de ajo. Añadimos a la mezcla el pimiento picado y los trozos de tomate. Dejamos un recipiente al fuego con una base de aceite de oliva extra en el fondo. Cuando alcance una buena temperatura echamos la mezcla para que se dore de forma homogénea.
2. Removemos la mezcla con un utensilio (tenedor o cuchara) de madera. Añadimos colorante o pimentón, el pulpo cocido y troceado y el arroz. Removemos para que se dore bien el arroz. El arroz dorado impide la no deseada salida del almidón al caldo que despues se comporta como adherente de granos
3. Vertemos el caldo de pescado sobre la mezcla y ya definitivamente dejamos de remover la mezcla. Solo hay que dar máxima potencia para reducir después de 5 minutos y volver a ella 5 minutos antes de retirar. En total la cocción puede durar unos 25 minutos. Debemos asegurarnos siempre que no se seque en la parte superior. Si antes de tiempo se ven los granos de arroz hay que añadir algo de agua.
4. Se añade perejil o alguna hierba aromática al gusto de los comensales. Y al apagar se deja reposar unos 15 minutos.