La paella valenciana, origen de las demás, ha permitido variantes determinadas por la geografía donde el consenso local permite o limita alguno de sus posibles ingredientes. El arroz en todos los casos ha de ser capaz de asimilar y retener los sabores originados en la cocción de todos sus elementos. La paella de marisco por este motivo es la que permite la incorporación de una mayor cantidad de productos del mar.

La intensidad de sabores y aromas del marisco se trasladan de forma natural al arroz que lo concentra en forma suave y granulada. Si la paella es un homenaje a arroz y es el único ingrediente junto con el agua realmente insustituible en la paella de marisco tiene que competir con la conjunción abigarrada de productos del mar.

El colorido visual y sensitivo que estos productos aportan al conjunto forman una unidad ligada por el arroz.

Receta de la Paella de marisco

La paella de marisco suele acumular una gran cantidad de ingredientes que puede asustar a quien se enfrente a la tarea de elaborarla por primera vez. Por este motivo hemos elegido los más básicos para hacer una paella de marisco completa pero que no agota todas las posibilidades de este plato mediterráneo, aromático y sabroso.

Ingredientes

  • 350 gramos de arroz bomba
  • 2 dientes de ajo
  • 500 gramos de calamares
  • Aceite de oliva
  • Pizca de pimenton
  • Pimientos verdes
  • 1 Cebolla pequeña
  • Caldo de pescado
  • Azafrán
  • Colorante
  • 4 cigalas
  • 8 gambas
  • Pizca de sal al gusto
  • Tomate triturado

Cómo hacer paella de marisco paso a paso

1. Debemos contar con un recipiente adaptado para ir incorporando los distintos ingredientes sin que se acumule a lo alto. Cuando mayor sea la cantidad empleada en la elaboración necesitaremos más superficie para que la superficie de la paella de marisco no se separe mucho del fondo del recipiente.
2. Se vierte el aceite y se deja calentar. En ese momento se añaden los dientes de ajo picados junto con la cebolla también muy finamente picada. Se remueve la mezcla para que se dore sin que se queme. El utensilio mejor para realizar esta función son las cucharas o tenerores de madera.
3. Se añaden los calamares y se sigue removiendo para evitar que se quemen o que se tuesten en exceso. Los ingredientes que se queman aún en cantidades mínimas interfieren con el sabor natural de los ricos productos que hemos preparados para nuestra paella de marisco. Dependiendo de la fuerza del fuego entre 5 y 10 minutos.
4. Se agrega al recipiente el tomate triturado y se espolvorea con el pimentón antes de volver a remover para que no se pegue ni se queme la mezcla. Con la vista se aprecia el punto justo de tiempo y calor que se requieren en cada incorporación de ingredientes al recipiente
5. Echamos el arroz con azafrán o colorante para que se doren los granos de arroz y evitar que se desprendan del almidón en la cocción final. Máximo 3 minutos después se añade el caldo de pescado y se da máxima potencia al fuego.
6. Después de unos diez minutos bajamos la potencia de fuego y añadimos la sal al gusto junto con las cigalas y gambas. Después de unos 15 minutos aumentamos potencia al máximo y damos los últimos 5 minutos antes de apagar y dejar reposar. En esta fase no se toca la mezcla para nada, el grano de arroz para que quede suelto no se debe remover en la cocción nunca.
7. El momento de apagar es cuando se vean los granos de arroz asomando en la superficie. Nunca debe esperarse a que agote el agua. Se apaga y se deja reposar 20 minutos antes de servir.